Busca los mejores abogados especializados en divorcios de Madrid

El Divorcio como procedimiento y los abogados en divorcios

Llevar un divorcio a buen puerto es una tarea complicada, y en la cual deben poner de su parte, tanto la pareja afectada como los representantes de cada una de las partes. Y es que el abogado de divorcios es una figura fundamental durante el proceso de cualquier tipo de divorcio en España, ya sea un divorcio contencioso o uno de mutuo acuerdo.

divorcio abogados madrid




La función que realiza es la defender los intereses de cada uno de sus clientes, y por ello lleva a cabo diversas funciones.

Para empezar, el letrado, lo primero que deberá hacer es reunirse con su cliente o con sus clientes. Aquí hay que aclarar que, en el caso de que sea un divorcio de mutuo acuerdo, es decir, amistoso, las dos partes de la pareja podrán ser representadas por la misma figura legal. Pero en el caso de que se trate de un divorcio contencioso, donde los individuos no estén de acuerdo, no podrán ser representados por la misma persona, si no que cada uno deberá tener un letrado particular.

Otro paso que debe realizar el letrado es explicar exactamente como funciona el divorcio a sus clientes, especificando de manera efectiva que es lo que puede demandar y hasta donde llegar en el juicio, además de informar de las posibilidades de lograr sus objetivos.
Además también es la persona indicada el, no solo representar al cliente en el juicio, delante del juez, si no que es la persona que debe comunicarse con el representante del otro cónyuge. Sobretodo cuando el divorcio es contencioso, cada parte expone su demanda al letrado y son estos son quienes negocian hasta alcanzar un acuerdo.

En cambio, cuando se trata de un divorcio amistoso donde haya mutuo acuerdo, será el abogado de divorcio quien deberá redactar el convenio regulador, es decir, el papel donde se explica el acuerdo alcanzado. Este escrito es el que se debe presentar en el juzgado, junto con la demanda de divorcio de mutuo acuerdo.
Una vez presentado, ambas partes serán acompañadas hasta el juzgado donde deberán confirmar que reconocen dicho convenio regulador y decir que están de acuerdo y comprobar las firmas inscritas en ellos.

En el caso de los divorcios en los que no haya mutuo acuerdo, deberá tramitarse como divorcio contencioso, donde el letrado deberá redactar la demanda de negocio con lo que pida su cliente. A continuación, dicha demanda deberá ir acompañada de todas las pruebas posibles, de tal forma justificar todo lo que se puede en la misma. Finalmente, dicho letrado deberá defender y representar a su cliente en el juicio, además de en todo los tramites donde sea necesario.

Sin duda la figura del abogado de divorcio se trata de un papel muy importante en todo el proceso de separación, ya sea para un caso de conciliación y acuerdo mutuo, como para un divorcio conflictivo en el que haya conflicto de intereses. Es por eso, que es importante estar bien representado por un buen profesional, aunque ello implique tener que pagar sus honorarios. Estos también dependen del tipo de divorcio que se lleve a cabo, ya que, el divorcio de mutuo acuerdo al conllevar menos trabajo también es más económico que el contencioso.

También depende del tipo de letrado que se quiera contratar, si es más o menos famoso, el tipo de clientes que suele tratar, etc. Y por ejemplo, si en el caso de divorcio hay que tratar los bienes que se van a repartir, contra más elevado sea el valor de estos y el tiempo de trabajo implicado en ello, los honorarios también ascenderán.

Sin duda divorciarse no es algo barato, pero si algo que cada vez es más común en las parejas de España. Por ello asegúrate de disponer de un buen letrado a tu lado para hacer de este trámite algo más fácil y llevadero.

Imagen: flickr

No hay comentarios :

Publicar un comentario